Pamplona se llena para recibir la famosa fiesta de los Sanfermines