Pánico en Lorca tras un seísmo de 5,2 grados, que ha causado ocho muertos