El Papa pide a los obispos de Siria, Irak y Ucrania que continúen unidos en la fe y la esperanza