El Papa conversará mañana por videoconferencia con varios niños, cuatro de ellos españoles