El Papa preside el Vía Crucis