El Papa viaja rumbo a España