El Papa pide a los líderes mundiales que frenen la espiral de violencia en Siria