Parlamentarios animalistas piden al Gobierno que prohíba el comercio y la tenencia de primates entre particulares