El Parlamento Europeo pide revisar el objetivo de evitar el calentamiento global por encima de 2 grados