El Parque del Agua recupera la normalidad tras la crecida extraordinaria del Ebro