Las monedas de los turistas llenan de colorido los géiser de Yellowstone