Pekín dice no tener miedo de su mala imagen por la detención de Ai Weiwei