Peligra el comienzo del curso