Pepe, el policía local que cada día choca la mano a todos los alumnos de un colegio en Las Palmas