Pérdidas de 500 millones y búsqueda de responsables por parte del Gobierno