Pesimistas ante el futuro, los jóvenes pasan de política y de los políticos