Pierde más de 35 kilos al descubrir alergias que no le habían diagnosticado