Llega a Suiza para poner fin a su vida agónica tras la picadura de una garrapata