Pillan a un joven haciendo un grafiti, se arrepiente y acaba limpiándolo