Polémica en EEUU por el muñeco al que las niñas dan el pecho