Así se frustró el 'Columbine español'