Tensa relación entre Policía y manteros en Barcelona