La Policía desmonta la versión inocente del pasaporte del guardia civil de La Manada