Los Mossos lo confunden con un ladrón y le pegan una paliza