Un preso cuenta su día a día en la cárcel a través de un móvil de contrabando