Decenas de personas gritan a las puertas del tribunal "!Nunca Mais!"