Pretendía cabalgar una ola gigante en Portugal y terminó engullido por ella