El Príncipe Enrique, de vacaciones en Mallorca