El Príncipe Felipe se dejó la piel por los Juegos Olímpicos de Madrid 2020