Los Príncipes de Asturias en Mallorca, solo para ir a misa el domingo de Resurrección