Los Príncipes de Asturias llegan a la clínica donde operan al Rey