Casi la mitad de los directivos de los centros de salud madrileños dejan su cargo