Posan desnudos en plena calle para reivindicar su trabajo