Miles de ciudadanos se lanzaron a las calles para protestar contra los recortes