La madrileña Puerta del Sol recibe el 2015 con lleno absoluto