El Quidditch de Harry Potter, ¿un nuevo deporte a la vista?