Quim, el niño que se salvó del accidente del hinchable