Los destrozos que han dejado las rachas de viento de más de 110 kilómetros en el País Vasco