Greenpeace, contra las prospecciones de petróleo desde su buque insignia