Una llamada avala que Juan Andrés estaba bien antes de que llegasen los Mossos