La policía aconseja no bajar la guardia pese a la detención del presunto pederasta