Reconoce ser la mujer del machete