La Reina demanda a una agencia de contactos que utilizó su imagen