Renzi ofrece su ayuda para entregar a las familias lo antes posible los cuerpos