El Rey viaja a Brasil y Chile para apoyar a empresas españolas y preparar la Cumbre Iberoamericana