Nada de denunciar al Rey Baltasar