Sus Majestades los Reyes Magos han llenado de ilusiones las calles de Madrid