Los reyes aclamados en San Agustín