Don Felipe y doña Letizia ofrecen su primera recepción en Palma a las autoridades baleares