Riesgo de aludes en casi todas las zonas de montaña, especialmente en los Pirineos